Hace mucho que no os cuento novedades por aquí, pero he de decir que el inicio de año ha sido frenético. Nos han surgido nuevas alianzas y proyetos diferentes llenos de nuevas ideas muuuuy apetecibles.

Hoy aprovecho la coyuntura para contaros rapidamente otro de esos proyectos especiales. LA CASITA AZUL.

En este caso, se trata de un alojamiento turístico gestionado por Aston&Wolf. Jon, su Gerente se puso en contacto con nosotros para que le echáramos una mano con el amueblamiento de un piso en Barakaldo que iban a anunciar y que estaba vacío.

 

Nos llamo la atención el azul petróleo que inundaba toda la vivienda, rodapies y puertas de ese color. De pronto, se nos vino la imagen de palmeras, mimbre y blanco. Conseguir que el piso transmitiera mucha frescura y ligereza pero a la vez esa sensación de bienestar que te invite a quedarte allí unos cuantos días.

¿Resultado? Este…;) ¿que te parece el salón? ¿Objetivo conseguido?

 

 

Otra estancia que en mi opinión quedo acogedora fue la cocina. Con un presupuesto muy ajustadito, conseguimos darle vida y dejarla lista para que sus huéspedes se pusieran manos a la obra con sus recetas.

 

 

Añadimos elementos en madera, mezclado con motivos florales verdes y el guiño azul nuevamente con la alfombra vinílica y el estore de bambú.

 

La gama cromatica la mantuvimos en toda la vivienda (incluidas las habitaciones)

 

En este caso, para las habitaciones, empleamos una idea creativa para emplear de cabecero. Unas celosías! Si, si, has oído bien…jajaja Unas celosías!. Las empleamos en los dos dormitorios para llenar ese espacio. Una cama siempre queda más vestida con un cabecero. Aquí lo tenéis …jejejeje


Para la literas en lugar de emplear mesillas de noche, empleamos unos flexos que anclamos a la estructura de la listera consiguiendo un efecto juvenil y divertido.

 

Y aquí tenéis el segundo dormitorio y la celosía. En este caso, tuvimos que darle al coco porque la habitacion era pequeñita.

Empleamos un colgador de IKEA muy económico que nos diera el servicio de perchero. Los detalles son muy importantes. Añadiendo un par de elementos como la ropa, el espejo y la balda con la plantita, conseguimos que el rincón sea aún más atractivo.

En la sencillez esta el truco. Ese equilibrio entre lo vacío y cuatro elementos que lo llenen e insinuen todo.  Detalles curiosos que llamen la atención y que nos hagan dar al click a la hora de reservar. Ese “no se que, que qué se yo”.

Y entre tanta foto, os cuento un secreto. Me encanta garabatear. Cuando estoy estresada y me siento cargada, cojo un lapiz de los que pintan bien de negro y oscuro y me pongo a soltar todo lo del día sobre el papel. En este proyecto, tenía un dibujo que realice algún tiempo y vi la oportunidad de ponerlo porque encajaba a la perfección con el espacio. Ya en todos los proyectos siento que dejo un pedacito de mi, pero en este caso, más aún si cabe, dejando esta pequeña imagen en él. ¿Como lo ves?

 

Y colorín colorado…este piso ya te lo he enseñado! Espero que te haya servido de inspiración o simplemente hayas pasado unos minutos agusto y que te haya transmitido la sensacion que perseguiamos al decorarlo.

¡Hasta la próxima!

 

 

Share

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword: